Testimonios de cadetes y padres

Testimonios de cadetes y padres

¿Quiere ayudar a otros? ¡Envíenos su historia!

Estos son solo algunos testimonios de cadetes, jóvenes (hombres y mujeres) y padres, sobre la opción de una escuela militar:

"En Australia no tenemos escuelas militares. El único tipo de instituciones militares que tenemos es la Cadetes de la Fuerza Aérea Australiana (AAFC), Cadetes de la Armada Australiana (ACC) y Cadetes de la Marina Australiana (ANC). Llevo formando parte de la AAFC por 5 años desde Febrero, lo que ha enriquecido mi vida al máximo. He encontrado muchas opciones como mano de obra por ser un cadete. He aprendido mucho y ganado buenos y duraderos amigos". Cadete, Australia.


"Mi hija Megan empezó a andar con malas compañías cuando nos mudamos de Chicago a Los Angeles. La madre de una de sus amigas me confirmó de mala gana que incluso había encontrado marihuana en la habitación de su hija. Mi mujer se puso furiosa la primera vez que hablé de una escuela militar, pero ahora está orgullosa y feliz como lo estoy yo. Megan no quiere seguir una carrera military. Quiere ir a la universidad y estudiar Economía, pero está de acuerdo en que su escuela militar la hizo una mejor estudiante y persona." Taylor Novak, Los Angeles, California.


"No encuentro las palabras exactas para expresar todo lo bueno que la escuela militar supuso para Miguel. Él tiene ahora la cabeza sobre los hombros, metas claras y un futuro por delante. Como madre soltera, hice un enorme esfuerzo para poder enviarle allí, pero fue la mejor inversión de mi vida. Gracias a la escuela militar, he recuperado a mi hijo". Guadalupe Parrado, Tallahassee, Florida.


"Cuando mis padres me dijeron la primera vez que querían enviarme a una escuela militar me sentí tan atónito y deprimido que quería morirme. Pero cuando visitamos la escuela y tuve oportunidad de conocer a algunos de los chicos, finalmente acepté. Ahora estoy en mi segundo año y no lo cambiaría por mi antigua escuela. Incluso estoy considerando una carrera militar". Bill Olsen,, Tampa, Florida.


"Lo crean o no, me lo he pasado genial. Mis compañeras de clase eran chicas normales, como yo. Sé que he hecho amigas para toda la vida y estoy feliz de haber dejado una escuela donde violencia y drogas me habrían alcanzado, no importa lo fuerte que fuera" Melissa Glover, Oak Ridge, North Carolina.


"Olga casi fue violada por una pandilla de adolescentes de su escuela en Seattle. Sólo entonces empezamos a poner más atención a su escuela y amigos, y descubrimos que estaba fracasando debido a que estaba asustada y acosada. No esperábamos que estuviera ansiosa por ir a una escuela militar, pero estaba feliz de poder escapar de aquella escuela. Fue duro para ella al principio, ya que tuvo mucho que esforzarse para alcanzar el nivel de sus compañeros de clase. En su escuela militar está alcanzando notas razonablemente altas y, lo que es más importante, es una chica más feliz y sensata" Natasha Sikorsky, Seattle, Washington.



¿Quieres ayudar a otros? Envíanos tu historia!

Ayuda a que otros se beneficien de tus experiencias compartiéndolas con el mundo.

* Nombre:


* País:


* Email:
(no será publicado)


   Mensaje:


* Verificar código: Captcha



* Campos requeridos