Campamento militar de verano

Campamento militar de verano

Para muchos jóvenes que se encuentran en verano apagados y sin nada que hacer, la mejor forma de prender chispa es asistiendo al campamento militar de verano. Este programa, destinado a los jóvenes de 7 a 12 años, normalmente tiene una duración de tan sólo cinco semanas en la mayoría de los campamentos militares de Estados Unidos y de otros países del mundo.

Este tipo de programa se encuentra dentro de las iniciativas de padres para mejorar la vida de sus hijos, pues reforma la antes difícil actitud de éstos y consigue moldear su futuro partiendo de la oscuridad y reconduciéndolo a una vida provechosa y apasionante.

Aquí se muestran los valores militares y diez razones por las que muchos padres animan ahora a sus hijos a participar en un campamento militar de verano:

Disciplina - Los padres saben que con este tipo de programa sus hijos serán capaces de desarrollar una disciplina propia. Durante el verano los estudiantes se encuentran sin ninguna ocupación importante: salen con sus amigos vecinos, con los primeros compañeros de clase y demás camaradas. Como resultado de esta mala influencia, muchos desarrollan un mal comportamiento hacia sus padres. El programa del campamento militar de verano está diseñado para mantener alejados a sus hijos de los malos amigos, los botellones con los vecinos y el desarrollo de ese comportamiento perezoso/laxo.

Pensar por sí mismos - El programa del campamento también ayuda a los estudiantes a ponerse en pie y a decidir de forma autónoma. El nivel de confianza aumenta a la hora de tomar decisiones cuando debe aplicarse y demostrarse en muchas de las actividades del campamento, incluidas en el programa del campamento militar de verano.

Moldear la confianza - Los padres saben que con el programa del campamento militar de verano sus hijos serán capaces de desarrollar confianza en ellos mismos. Esto es cierto, ya que el programa incluye actividades diseñadas para alcanzar este fin.

Utilizar destrezas básicas - Durante el transcurso de las cinco semanas que dura el programa, hay también actividades encaminadas a potenciar y utilizar las destrezas básicas del estudiante que éste por sí mismo no suele detectar/reconocer. Algunas de ellas son: la administración del tiempo, planificación, organización y la fijación de objetivos.

Motivarse a sí mismos y a los demás - La mayoría de los campamentos militares de verano de muchos lugares del mundo han diseñado este programa para motivar a los estudiantes que en él participen. De esto modo serán también capaces de motivar a los demás.